La vegetariana, de Han Kang

¿Por qué será? Todo me parece desconocido, como si viera las cosas desde atrás. Como si estuviera encerrada detrás de una puerta sin picaporte. No es eso, será que estuve allí desde el principio y me di cuenta de ello repentinamente.

Puntuación: 5/5
Autor: Han Kang
Género: ficción
Editorial: :Rata_

La vegetarianaHay libros que te sacuden por dentro y dejan huella por multitud de razones. La vegetariana logra alcanzar un perfecto equilibrio entre dos cualidades que, en teoría, deberían ser opuestas: la belleza y la violencia.

Yeonghye es una mujer que, tras sufrir una serie de sueños horripilantes y violentos, decide dejar de comer carne. Esta decisión obedece a su deseo de rechazar la violencia humana y, en mayor medida, provocará una ruptura con todo aquello que la une con su vida diaria, desde su núcleo familiar hasta la sociedad. No obstante, las implicaciones de esta historia van mucho más allá de exhibir la inestabilidad de una familia ante un trauma o las consecuencias inmediatas del cambio de dieta de Yeonghye.

La historia está narrada en tres partes, según las perspectivas de tres familiares distintos. Ninguna de ellas es la de Yeonghye, algo que, curiosamente, le otorga aún más fuerza a su transformación. Su marido la percibe como una comodidad: una mujer mediocre, obediente y callada; su cuñado la convierte en un fetiche sexual escudándose en inútiles aspiraciones artísticas; por último, su hermana pequeña resiente su actitud y egoísmo. En un segundo plano, esta estructura narrativa, que excluye casi por completo la voz de la protagonista, manifiesta su progresiva pérdida de autonomía. El cambio de Yeonghye es escalofriante (no come, no habla, pierde peso a un ritmo alarmante), pero más lo es intuir su pérdida de voluntad desde el exterior, mientras desaparece a plena vista. No encuentra palabras para explicar su transformación, salvo el sometimiento a una serie de sueños violentos. Ante esta situación, percibe la naturaleza como su único refugio, hasta convencerse de que se está convirtiendo en un árbol.

Todas las inseguridades que los personajes proyectan sobre un personaje aparentemente “vacío” como Yeonghye reflejan, en palabras de la autora, la dicotomía entre la violencia humana y la inocencia, la cordura y la locura. Cuanto más fuerte es la determinación de Yeonghye, mayor es la violencia que profesan los personajes a su alrededor. La conclusión, al parecer, es la imposibilidad de rechazar la violencia humana. Finalmente, la única solución que concibe es arrancar el problema de raíz; en otras palabras, rechazar su condición humana. Paradójicamente, su salvación traza progresivamente el camino hacia la muerte.

La vegetariana es un relato perturbador e inquisitivo, difícilmente comparable con cualquier otro libro que haya leído hasta ahora. No ofrece respuestas, pero sí sumerge al lector en cuestiones muy profundas sobre la naturaleza e identidad humanas. Queda a juicio de este último responder a la pregunta más incómoda de todas: ¿debería Yeonghye morir o vivir?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s