Every Heart a Doorway, de Seanan McGuire

For us, places we went were home. We didn’t care if they were good or evil or neutral or what. We cared about the fact that for the first time, we didn’t have to pretend to be something we weren’t. We just got to be. That made all the difference in the world.

Puntuación: 3/5
Autor: Seanan McGuire
Género: fantasía
Editorial: Tor Books

PortadaEvery Heart a Doorway es una novela corta, la primera de la trilogía Wayward Children, cuya historia gira en torno a la premisa de una serie de niños que han traspasado a mundos fantásticos, mundos que ahora consideran su verdadero hogar. Los mundos parecen estar moldeados acorde a la personalidad de cada individuo, y todos ellos se definen según su orientación más próxima a la Lógica o, en cambio, al Sin sentido. Debido a una serie de diferentes circunstancias, los niños son expulsados de estos mundos; no obstante, no cesan sus intentos de volver a encontrar el camino -o, literalmente, la puerta- que los conduzca de nuevo a sus mundos. Ante la imposibilidad de readaptarse a la “vieja” realidad, la mayoría de los padres rechazan estas experiencias para tacharlas de traumas que los niños han sufrido durante su desaparición. En última instancia, recurren al internado de Eleanor West, una especie de centro de rehabilitación donde el propósito no es tanto olvidar la experiencia vivida y pasar página, sino ser capaces de reconciliarse con la nueva realidad que los rodea, ya que las posibilidades de volver son ínfimas.

Sin duda, es una premisa interesante y con mucho potencial, que vamos descubriendo mediante los ojos de Nancy Whitman, una chica que ha sido expulsada de una especie de reino de los muertos y que, como el resto, busca desesperadamente la puerta que la conduzca de vuelta a su mundo. Todo ello se desenvuelve en una prosa fluida y agradable, que abarca temas sobre la identidad, la familia y la aceptación, sin llegar a ser excesivamente cargante o condescendiente. Para el prototipo de lector de fantasía que busca evadirse, es una premisa con la que puede sentirse fácilmente identificado.

En mi opinión, es ese inesperado elemento de misterio a mitad de la historia lo que provoca que todo se vaya un poco por la borda. Quizá era porque esperaba una historia centrada en el desarrollo de los personajes, más que en un forzado giro argumental. O quizá no es el elemento misterioso en sí, sino la ejecución del mismo. Sin desvelar elementos de la trama, diré que me resultó cómica la escena a lo Breaking Bad seguida de Christopher como el flautista de Hamelín. No hablo de la falta de verosimilitud, ya que sería absurdo argumentar eso en una novela fantástica, sino de ese corte tan abrupto en el tono de la historia, por no mencionar la previsibilidad.
Por otra parte, como muchos han apuntado ya, es de elogiar un reparto tan heterogéneo de personajes. Aun así, me pareció que la inclusión de personajes asexuales y transexuales por parte de la autora era algo… forzosa (sobre todo los diálogos iniciales entre ellos); como si el propósito fuera tachar elementos de una lista.

No quiero decir que Every Heart a Doorway haya sido una decepción, pero últimamente no logro acertar del todo con la fantasía. La versión que Tor Books ofreció recientemente de forma gratuita, en formato ebook, incluía un adelanto de la segunda parte – Down Among the Sticks and Bones – que me ha dejado con ganas de más. Por el momento, creo que me tomaré un respiro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s